Nacho Montes, con tanga y a lo loco