Samira: "No lloro por pena, lloro por rabia"