Liz no lleva bien que le hagan de menos