Twitter, en shock por la marcha de Pascual