Liz: “Me han enseñado que no te puedes llevar una cosa a casa sin probarla”