Noelia: “No pinto nada aquí, me voy”