Samira y su hermano, no pueden contener la emoción al hablar de su especial relación