Samira y Jeny, indignadas con Steisy