Yon Li es el 'demonio' de María