Abraham, el gran superviviente en el trono