Dylan tiene los primeros roces con sus rivales