Isaac pidió cinco minutos sin cámaras con Sara y hubo algo más que palabras