Adrián: “Steisy te mira de arriba abajo como si fueras un pedazo de carne”