María y Manu, seis meses de ilusión