Samira recibe un osito de peluche de Adrián