Susana, entre lágrimas: “Son chicas maravillosas y me duele verlas así”