Adrián, un entrenador personal muy psicológico para Jennifer