Steisy, destrozada: “No soy capaz de perder a los otros dos”