Fran, toda una caja de sorpresas