Manuela canta una rumba y demuestra el arte que le corre por las venas