Irene López Assor: “Los efectos del burundanga pueden durar hasta un mes”