Clases de látigo en ‘Mujeres y hombres’