Raquel y Amador, ¿flechazo?