Alberto entra de cabeza a por Samira