Labrador y Jesús Reyes, a golpe de cadera