Cristian, encantado con la sensual danza del vientre de Ashley, su nueva pretendienta