Javi, amigo de Manu: “Prefiero dormir con Jesús que con Shaila”