Oliver ha sido papá de dos niños preciosos