Rubén gana una cena romántica con Samira en un restaurante chino de lujo