Gavilán: "Tengo los ojos ensangrentados"