¿Tiene que pensar Manu con la cabeza o con el corazón a un paso de la final?