¡Vaya lío se ha hecho Labrador con los nombres de sus pretendientas!