Lola, la que faltaba en plató