Christian rechaza una hora sin cámaras