Paola, el carpintero que Manu necesita