Sara entra con mucha alegría convertida en Olivia Newton-John