Labrador quiere conocer el fondo de Fabiola