Omar y Rubén, hundidos tras la apasionada reconciliación de Samira y Adrián