Marina, a Alberto: “Vengo a que me conozcas y a llevarte de la mano conmigo”