Steisy se convierte en princesa: “No hay ningún día de los que he estado aquí, que yo vaya a poder olvidar”