Sarah se fijó antes en Julen que en Lukas