Nagore y Shaila, muy bien compenetradas