Emma García, a Ruth: ¿Por qué no te tomas unos días de vacaciones?