Labrador: "No me fío de Jenny"