Bea, una Azúcar Moreno sin gracia