¡A flor de piel!: Susana no puede parar de llorar con la final de Labrador