Sofía, la submarinista más solicitada