Lukas, a Marina: “No te quiero dejar mal, muchas gracias por venir”