Alejandro se queda a conquistar a Alba gracias a Julen y su ironía