Ruth, a Iván: “Si te gusto, vente conmigo”